martes, 30 de agosto de 2011

Últimos libros comprados.


FRED VARGAS.

Frédérique Audouin-Rouzeau, París, 1957. Se ha convertido en la gran revelación literaria de la novela policíaca. Arqueóloga experta en el Medievo, ha ganado numerosos premios literarios y su obra ha sido traducida a 32 lenguas. Entre la decena de novelas que ha publicado destacan El hombre de los círculos azules, Más allá, a la derecha, Qué se levanten los muertos, Bajo los vientos de Neptuno, Huye rápido, vete lejos y La tercera virgen.


Título Original: Dans les bois éternels.

Título en Español: La tercera virgen.
Autor: Fred Vargas.
Traducido por: Anne-Hélène Suárez Girard.
ISBN: 978-84-9841-161-4.
Edición: Primera Edición 2008.
Encuadernación: Rústica con solapas.
Páginas: 396.
Género: Novela policíaca y thriller
Idioma de publicación: Español.
Idioma de traducción: Francés.
Precio: 3€. Promoción Carrefour 3x2.

Sinopsis:

El fantasma de una monja del siglo XVIII que degollaba a sus víctimas, cadáveres de vírgenes profanados, pociones mágicas que aseguran la vida eterna, un rival del pasado más lejano que habla en verso... Con todo esto se encontrará el comisario Adamsberg en esta inquietante y negrísima novela de Fred Vargas. La resolución de este complicado puzzle podría volver loco a cualquiera, pero no a Adamsberg. El comisario conseguirá descubrir la verdad, aunque ello le cueste no la razón sino el corazón.


Título Original: Pars vite et reviens tard.
Título en español: Huye rápido, vete lejos.
Autor: Fred Vargas.
Traducido por: Blanca Riestra.
ISBN: 978-84-7844-661-2.
Edición: Primera Edición 2008.
Encuadernación: Rústica con solapas.
Páginas: 336.
Género: Novela policíaca y thriller.
Idioma de publicación: Español.
Idioma de traducción: Francés.

Sinopsis:

Alguien ha pintado un cuatro negro, invertido, con la base ancha, sobre cada una de las trece puertas de un edificio del distrito 18 de París. Debajo aparecen tres letras: CLT. El comisario Adamsberg las fotografía y titubea: ¿es una simple pintada o una amenaza? En el otro extremo de la ciudad, Joss, el viejo marino bretón que se ha convertido en pregonero de noticias, está perplejo. Desde hace tres semanas, en cuanto cae la noche, una mano desliza incomprensibles misivas en su buzón. ¿Se trata de un bromista? ¿Es un loco? Su bisabuelo le murmura al oído: «Ten cuidado Joss, no sólo hay cosas bonitas en la cabeza del hombre».

Un saludo. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario